Gestionar los cambios organizacionales

Los cambios traen consigo muchos retos y transiciones complicadas y costosas para las empresas. Además, pueden alterar la forma de trabajar de los empleados y limitar el desarrollo de sus habilidades, lo cual, en ocasiones, puede conducir al fracaso.

Por ello, se requieren técnicas eficaces, como la gestión de cambio, para que las incursiones y transformaciones en una organización se realicen exitosamente.

Si se implementa la gestión de cambio oportunamente, la probabilidad de que se logren los resultados esperados es mucho mayor.

La importancia de la gestión del cambio organizacional 

La gestión del cambio organizacional impulsa la adopción de todos los cambios necesarios o los que una empresa desee implementar para el mejoramiento de sus procesos. Posibilita, de una manera más fácil y estructurada, que los empleados comprendan y se comprometan a trabajar eficazmente bajo el mismo enfoque.

Con el tiempo, prácticamente todas las empresas pasarán por algún cambio o transición que les permita seguir siendo viables o rentables. Esto puede manifestarse de diversas maneras, por ejemplo: la contratación de más y nuevos empleados, fusionarse con otra organización o al adoptar una nueva tecnología. 

Estos cambios, por muy grandes o mínimos que sean, tienen un impacto significativo en la trayectoria de tu negocio, pero no siempre es fácil adaptarse a estas variaciones. Incluso, en muchas ocasiones, tus colaboradores pueden considerarlas intimidantes, a pesar de que sean para su beneficio.

Por ello, lo más importante dentro de la gestión de cambio es resaltar en todo momento que las transformaciones dentro de una empresa son una oportunidad de crecimiento y avance profesional.

Hay varios modelos que se usan para gestionar los cambios como es el Modelo de Kotter.

Modelo de Kotter

La teoría de Kotter o el modelo de cambio de 8 pasos de Kotter tiene por objetivo generar entusiasmo y lograr que los empleados comprendan la necesidad del cambio organizacional. Este modelo se divide en las siguientes etapas: 

  • Crear sentido de urgencia
  • Construir un equipo de cambio
  • Formar una visión estratégica
  • Comunicar la visión del cambio
  • Eliminar las barreras al cambio
  • Concentrarse en las ganancias a corto plazo
  • Mantener el impulso del cambio
  • Instituir el cambio 

Si bien este modelo puede ser muy funcional para generar interés y entusiasmo, no hay una etapa en la que se contemple la retroalimentación del empleado. Esto puede generar un alto nivel de rechazo o resentimiento hacia las nuevas disposiciones. Esto, por ende, puede provocar que los colaboradores detengan las intenciones de transformación de la empresa o las retrasen.

Consejos para aplicar el modelo de Kotter de gestión del cambio

Lo mejor es combinar este modelo con otro más. De preferencia con alguno que sí logre trabajar en tiempo real con las opiniones y necesidades de los empleados, para que su voz sea escuchada y el nivel de rechazo sea mucho menor. 

Lo has utilizado alguna vez? Conoces alguno otro?