Design Thinking para Organizaciones de Impacto 

El pensamiento de diseño es un proceso iterativo no lineal que busca comprender a los usuarios, desafiar suposiciones, redefinir problemas y crear soluciones innovadoras para prototipar y probar.

El método consta de 5 fases: empatizar, definir, idear, crear prototipos y probar y es muy útil cuando se desea abordar problemas que están mal definidos o desconocidos. Design Thinking es una metodología que proporciona un enfoque basado en soluciones para resolver problemas. Es extremadamente útil para abordar problemas complejos que están mal definidos o son desconocidos, al comprender las necesidades humanas involucradas. Comprender las cinco etapas del Design Thinking lo capacitará para resolver problemas complejos que ocurren a nuestro alrededor: en nuestras empresas, en nuestros países e incluso en la escala de nuestro planeta. 

Expliquemos las cinco etapas:

La primera etapa de este proceso es lograr una comprensión empática del problema que está tratando de resolver. Esto implica consultar a expertos para obtener más información sobre el área de interés mediante la observación, la participación y la empatía con las personas para comprender sus experiencias y motivaciones, así como sumergirse en el entorno físico para que pueda obtener una comprensión más profunda y personal de los problemas involucrados.

La segunda etapa es donde analizará sus observaciones e identificará los problemas centrales que usted y su equipo han descubierto. Aquí es donde entra la definición de los objetivos. Buscará definir el problema como una declaración de una manera centrada en el ser humano.

La tercera etapa es la ideación. Durante esta fase, los diseñadores están listos para comenzar a generar ideas. Usted y los miembros de su equipo pueden comenzar a “pensar de manera innovadora” para identificar nuevas soluciones al enunciado del problema que ha creado, y pueden comenzar a buscar formas alternativas de ver el problema. Hay cientos de técnicas de ideación que puede utilizar. Algunos de ellos están haciendo una lluvia de ideas sobre la peor idea posible y SCAMPER. Se utilizan para estimular el pensamiento libre y ampliar el espacio del problema. Es importante obtener tantas ideas o soluciones de problemas como sea posible al comienzo de esta fase de ideación. 

La cuarta etapa es la del prototipo. Es donde el equipo de diseño producirá una serie de versiones económicas y reducidas del producto, y podrán investigar las soluciones de problemas generadas en la etapa anterior. Los prototipos se pueden compartir y probar dentro del propio equipo, en otros departamentos o con un pequeño grupo de personas fuera del equipo de diseño. Esta es una fase experimental, y el objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados durante las tres primeras etapas. Al final de esta etapa, el equipo tendrá una mejor idea de las limitaciones del producto y los problemas que están presentes, y tendrá una visión más clara de cómo los usuarios reales se comportarán, pensarán y sentirán al interactuar con el producto final. 

Finalmente, los diseñadores o evaluadores prueban rigurosamente el producto completo utilizando las mejores soluciones identificadas durante esta fase de creación de prototipos. Esta es la etapa final del modelo, pero en un proceso iterativo, los resultados generados a menudo se utilizan para redefinir uno o más problemas e informar la comprensión de los usuarios, las condiciones de uso, cómo piensan, se comportan y sienten las personas. Incluso durante esta fase, se realizan modificaciones y refinamientos para descartar soluciones de problemas y obtener un conocimiento tan profundo como sea posible del producto y sus usuarios. 

Prueba esta técnica y comparte tu experiencia con tus compañeros de aprendizaje.